Luigi Bosca Del Alma

Bodega Luigi Bosca |
Familia Arizu presenta
Luigi Bosca Del Alma
Nace un nuevo White Blend de alta gama que complementa
la colección de cortes únicos
que ofrece la bodega.
Bodega Luigi Bosca | Familia Arizu lanza al
mercado un nuevo white blend elaborado a partir de diferentes
cepas blancas, con uvas de viñedos situados en Maipú y Luján de Cuyo. Se trata
de un corte que muestra, una vez más, el potencial de la región para elaborar
blancos de gran calidad, capaces de competir con los mejores del mundo, y que
al mismo tiempo reafirma la visión de más de 110 años de la familia Arizu en la
búsqueda de la excelencia en la elaboración de vinos de alta gama. 
Su nombre
nace del concepto de “alma”, aquello que le da entidad a lo no material e
indivisible que poseemos. Todo lo que nace Del Alma tiene el componente
espiritual e irrepetible de quien lo pensó y lo creó. Este blanco encarna la
elegancia que caracteriza a los vinos de la bodega. Es un ejemplar franco,
sofisticado, actual; moderno y señorial. Se trata de unassemblage de
diferentes cepas; una amalgama entre distintos varietales que confluyen en un
vino único.
Luigi Bosca Del Alma cobra vida
como partenaire del Luigi Bosca De Sangre, conformando
juntos un binomio de blends únicos y representativos en su individualidad pero
que, en conjunto, se complementan para representar en “cuerpo” y “alma” el
espíritu de los Arizu.

Pablo
Cúneo, head winemaker de la bodega, destacó: “Nuestro objetivo
fue hacer un vino de gran complejidad y frescura. Para lograr la complejidad de
aromas decidimos usar las cinco variedades blancas con las que siempre
trabajamos. Cada una aportó su carácter: la base de Chardonnay y Sauvignon
Blanc dan un marco frutal y floral, el Viognier otorga carácter y cremosidad en
boca, el Pinot Gris aporta acidez y notas cítricas, y finalmente el Riesling
suma sutiles notas minerales que complejizan el corte. Para lograr una frescura
óptima, ninguno de los componentes ha pasado por madera ni ha hecho la
fermentación maloláctica. Estamos convencidos de que la Argentina tiene un gran
potencial para producir vinos blancos de clase mundial, y Luigi Bosca Del Alma, por sus
características propias, creemos que lo ha logrado.”
El vino
tiene aromas expresivos, con notas florales y de frutos blancos que nos
recuerdan a duraznos, manzanas verdes y flor de azahar, y un paladar de textura
untuosa y vibrante. Es equilibrado, delicado y elegante, con un final de boca
largo y definido.
Desde el
diseño del packaging, Luigi Bosca Del Alma es un vino que
logra captar la esencia y la pureza de su terroir de origen. La etiqueta es de
colores plenos y definidos; blancos, negro y dorado. El primer contacto con el
vino presenta el sello imponente de la “A”, mientras que el dibujo gótico de la
letra sobre un fondo blanco da cuenta del peso y el trabajo de la historia
centenaria de la bodega y de las cuatro generaciones de Arizu trabajando en su
desarrollo. Luigi Bosca Del Alma encarna la
sustancia y trayectoria que hay detrás del vino. La botella borgoña y su
cápsula mostaza suman elegancia al concepto del corte.
“Nuestro
objetivo con este lanzamiento fue lograr un vino que celebre la diversidad a
través de las variedades que lo componen en extraordinaria armonía y que
refleje fielmente el estilo señorial y la elegante presencia de nuestra
colección Insignia. Luigi Bosca Del Alma es consecuencia de
la sensibilidad e impronta de nuestro equipo de enólogos y agrónomos, y el
fruto de una búsqueda de crecimiento y superación constante por parte de la
bodega”, expresó Alberto Arizu (h), Director Comercial de Bodega Luigi Bosca | Familia Arizu.
La
presentación es de 750 ml y el precio sugerido al público es $480.
Acerca de
Bodega 
Luigi Bosca l Familia Arizu
Bodega Luigi Bosca, profundamente arraigada a la
historia vitivinícola de Mendoza, fue fundada en el año 1901 por Don Leoncio
Arizu, descendiente de una familia europea dedicada al vino desde el siglo
XVIII. Su legado continúa hoy, luego de más de 110 años, en manos de sus nietos
y bisnietos, quienes mantienen intacta la tradición de producir grandes vinos.
Los Arizu
han sido protagonistas de los grandes cambios de la vitivinicultura nacional.
Entre otros, en 1989 han participado activamente en la fundación de la primera
Denominación de Origen Controlada de la Argentina: la D.O.C. Luján de Cuyo.
La
innovación permanente, el espíritu de trabajo y la constante búsqueda por
encontrar la máxima expresión del vino argentino que desde siempre
caracterizaron a los Arizu, hicieron que la bodega haya logrado un
reconocimiento basado en ofrecer vinos con personalidad y estilo propio, que
reflejan las bondades del terroir y representan el estilo de la región, su
cultura y su gente.
Para
mayor información sobre la bodega y sus productos, ingresar en www.luigibosca.com.ar